Cachorros anti estrés para los estudiantes en la Universidad de Amsterdam

Supongo que te preguntarás cómo conjugar los términos cachorros, anti estrés, estudiantes y universidad; muy sencillo: la Universidad de Amsterdam ha decidido poner a disposición de sus estudiantes, durante la época de exámenes, unos cachorros para que puedan pasar un rato con ellos, desconectar y reducir estrés.

Obviamente es estupendo para los alumnos, pero ¿lo es también para los perritos?

Pues es precisamente en ese aspecto donde se ha desatado la polémica, ya que algunas asociaciones protectoras han advertido que esta no es una práctica buena para los canes.

A pesar de que se han regulado los tiempos de contacto con los perros y la afluencia de estudiantes, que deben realizar una inscripción previa, el hecho de usar cachorros, más vulnerables que los adultos, no parece convencer a los animalistas.

La actividad se desarrolla de la siguiente manera: los estudiantes se inscriben y luego se les asignan 15 minutos en una ‘sala de mimos’ donde podrán acariciar y jugar con los cachorros.

Las suma de estas sesiones no podrá superar las dos horas diarias y el aforo por turno es de diez estudiantes que comparten la sala de la biblioteca acondicionada para tal efecto.

Un total de 160 alumnos han podido disfrutar de esta iniciativa, pero muchos otros se han quedado con las ganas, ya que a los 45 minutos de abrir la inscripción ya estaban ocupadas todas las plazas.

Por lo visto, y tras las críticas recibidas por las protectoras, la Universidad se defiende alegando que solo han dado respuesta a una petición de los estudiantes en la que solicitaban esta actividad tal y como se estaba desarrollando en otras universidades europeas, como en las Universidades de Bristol y Nottingham.

En su favor hay que matizar que los perros han estado constantemente asistidos por un veterinario y bajo la supervisión continua por parte de una protectora, que fue precisamente quien cuestionó la idoneidad de trabajar con cachorros en lugar de adultos; además añadió que tampoco eran perros de asistencia, más habituados a este tipo de terapias anti estrés.

Vía: El País
También puedes ver: ‘Amigos Caninos’, la nueva serie documental de Netflix, se estrena en noviembre

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

By continuing to use the site, you agree to the use of cookies. more information

The cookie settings on this website are set to "allow cookies" to give you the best browsing experience possible. If you continue to use this website without changing your cookie settings or you click "Accept" below then you are consenting to this.

Close